Home InformáticaInteligencia Artifical Inteligencia Artifical ¿Amiga o enemiga?

Inteligencia Artifical ¿Amiga o enemiga?

Por Jaume Bolo

El mundo avanza a un ritmo vertiginoso y con él también avanza la tecnología. Hace tiempo que se viene hablando de la inteligencia artificial (a partir de ahora IA), pero pocos saben para que sirve o como nos afectará.

Este artículo no pretende enseñaros el mundo de la IA, sino más bien proporcionar un pequeño acercamiento a la misma para el público profano.

La IA está revolucionando el mundo a pasos agigantados y tendremos que adaptarnos a este nuevo mundo que estamos creando.

Muchos de nosotros, sobretodo aquellos a los que os guste el ajedrez, recordamos a Deep Blue, aquella maquina que en el 96 perdió 4-2 contra Kaspárov. Un año después llegó Deeper Blue que fue la que consiguió ganarle.

Eso fue hace más de 10 años y el mundo ha evolucionado mucho. En el 2017 la IA de Google AlphaGo jugó 100 partidas contra profesionales de Go ganando las 100 partidas. No sería muy impresionante si no fuese porque esta IA era completamente autodidacta y logro en solo 3 días no solo entender las reglas del juego,  conocer las aperturas y estrategias, sino que después de jugar casi 5 millones de partidas en tres días contra sí misma fue capaz de crear sus propias estrategias.

Este solo es un ejemplo de cómo ha evolucionado la inteligencia artificial en unos diez años.

Y es que este avance no se detiene aquí, pues este año pasado pudimos ver otros grandes avances en IA, que si bien ahora mismo son proyectos no tardarán en convertirse en realidad.

La IA nos ayudará en varias tareas, tanto dentro como fuera del hogar. El año pasado por ejemplo se presentó el primer proyecto para ayudar en la captura de criminales especializada en frenar el tráfico de personas o la implementación de cámaras para detectar cazadores furtivos.

 También se vio una IA capaz de detectar un infarto en una llamada, dar el aviso a la ambulancia más cercana e indicaciones a quién hizo la llamada para dar servicios mínimos mientras llega la ambulancia. Robots para cuidar a mayores, exoesqueletos para personas con alguna discapacidad incluso se están probando herramientas para devolver el habla a personas que ya no pueden hablar.

La IA fue creada para mejorar nuestra vida y de momento ese es el camino que está siguiendo, pero, ¿qué problemas nos puede ocasionar la IA?.

Todos hemos visto Terminator y todos conocemos Skynet. Hay que decir que aunque poco realista la película de James Cameron podría dar en el blanco.

El principal problema que tiene la IA es el desconocimiento de la misma. Los científicos e ingenieros están trabajando por traer mejoras compitiendo contra sus empresas rivales por ver quién trae la mejor IA antes. Sin embargo la población se divide en dos masas críticas. Los pocos que entienden la IA y como podría afectarnos y los que no.

Esto es un problema por un motivo fundamental. No sabemos hacia dónde nos dirigimos, en realidad no conocemos las implicaciones finales que puede tener la IA en el mundo. No quiero decir que nadie lo sepa, sino que el grueso de la gente no lo sabe.

Además, carecemos de una legislación que controle el crecimiento de la IA lo que puede acarrear problemas en el futuro, sobretodo si es un gran lobby empresarial el que consigue el monopolio de la IA. La IA debería ser un instrumento democratizado y al alcance de todo el mundo (y que respetará las leyes de la robótica de Asimov, puestos a pedir).

Algunos alarmistas como Elon Musk abogan por un mundo más a lo Terminator y creen que llegará un momento en el que la IA tome conciencia de sí misma y que intente domesticar al ser humano debido a que será una inteligencia superior. Creo sinceramente que esta opinión es algo desmesurada y alarmista. Pero como se suele decir, las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno.

Otro de los grandes problemas a los que nos vamos a enfrentar en un futuro no muy lejano (a lo sumo 20 años) es en la desaparición de muchos puestos de trabajo. Kai-Fu Lee, pionero en Inteligencia Artificial, asegura que la IA reemplazará el 40% de la mano de obra en los próximos 15 años. Lo que significará que muchos trabajadores del sector industrial, dependientes de comercios, conductores y un largo sin fin de puestos de trabajo quedarán ocupados por robots.

Y no es de extrañar pues nos encontramos en una nueva revolución industrial, mucho más agresiva, si cabe, que las anteriores. Y es que si vemos las cifras de hoy en día podemos ver que el empleo en el sector industrial ha caído un 10% en las últimas dos décadas (excepto en Asia que ha subido). Esto también significa que aumentará la brecha entre los países desarrollados y los no desarrollados puesto que no podrán competir ni en precio ni en rapidez con las empresas que se puedan permitir esas tecnologías.

A todo esto hay que sumarle otra problemática, la privacidad. Pues los bots van leyendo datos indistintamente de lo que busquen. Eso significa que pueden leer nuestras conversaciones de Facebook, por ejemplo. De hecho, hace ya un año la IA de Facebook salvó la vida de una muchacha que pretendía suicidarse dando el aviso a las autoridades. Y aunque esa vez fue muy útil, que unos servicios de Inteligencia controlados por grandes empresas nos espíen no suele ser algo muy recomendable.

Para solucionar esto solo hay una alternativa. La educación.

Si, así es. Las empresas buscarán en un futuro otra clase de habilidades en sus candidatos. Hablamos de habilidades cognitivas, toma de decisiones, habilidades comunicativas. En definitiva, habilidades en las que seamos mejores que las maquinas.

Además llegarán nuevas ofertas para más empleos, pero mucho más especializados. Otros expertos abogan por usar la IA como soporte a la educación para facilitar a los usuarios el entrar en ese nuevo sistema.

Sabiendo lo que tenemos delante nos será más fácil adaptarnos a ello y usarlo con sabiduría. Sabremos a que aplicaciones les podremos dar permiso o no para acceder a nuestros datos, sabremos que aplicación usa nuestros datos de forma fraudulenta o para enviarnos spam. Todo esto, como ya he dicho, con una buena educación.

Aún así el Banco Mundial sugiere ofrecer un seguro permanente a todo el mundo independientemente de tener o no trabajo (algo así como una renta mínima) para paliar ese cambio tan grande y rápido. También debido a que los trabajadores tendrán que cambiar de empresa con más frecuencia de la que les gustaría.

Así que no estaría de más que empezarais a mirar cómo funciona esto de la IA porque quizá dentro de unos años os haga falta para trabajar.

Pese a todos estos problemas veo en la IA a un potente aliado que nos ayudará en todos los ámbitos de nuestra vida, desde la vida cotidiana hasta en los despachos, oficinas o laboratorios haciendo que podamos mejorar nuestra calidad de vida y la calidad de nuestro trabajo. Tan solo hace falta ser inteligentes para hacer de ella algo productivo y estudiar sus implicaciones sociales en todos los ámbitos para así poder acercarla a la sociedad con el menor impacto posible.

¿Qué opináis vosotros al respecto?

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.