Home FrikismosSeries OPINIÓN: 2ª temporada de “The Punisher” de Marvel/Netflix

OPINIÓN: 2ª temporada de “The Punisher” de Marvel/Netflix

Por Cedric Sierras

Tras el anuncio de que Marvel iba a dejar de producir material junto a Netflix tras el anuncio de la plataforma de streaming de Disney (actual propietaria de Marvel), la única serie que quedaba en pie era “The Punisher“, la cual cierra las andanzas de Frank Castle en esta 2ª temporada, tras haberse concluido Daredevil, Luke Cage, Jessica Jones, Iron Fist y Defenders.

The Punisher“: la prueba de que las segundas temporadas de Marvel/Netflix están malditas

Esta segunda temporada se ubica poco después de lo ocurrido en la 3ª y última temporada de Daredevil y en esta ocasión, Frank Castle parece estar intentando disfrutar de la segunda oportunidad que se le ha brindado gracias a que Seguridad Nacional le ha procurado una nueva identidad como Pete Castiglione.

Así pues, el bueno de Frank va recorriendo el país con su furgoneta tratando de evitar los problemas, hasta que se ve forzado a intervenir en una movida que no va con él con tal de evitar que una adolescente acabe muerta.

Durante los 3 o 4 primeros capítulos tienes la sensación de ver una especie de western modernizado con todos los ingredientes para pegar un buen petardazo, pero a partir del 4º capítulo la cosa se va diluyendo por momentos. Pasamos de una cantidad de acción que hacen justicia al personaje, a giros de guión un poco raros e incluso innecesarios.

Paralelamente, en Nueva York, tenemos a un Billy Russo ingresado en el hospital debido al destrozo que Punisher le había hecho en la cara y en la memoria. Tratando de sacar a relucir sus recuerdos recientes, Russo es tratado por la Dra. Krista Dumont, que parece tener cierto grado de empatía con Russo, lo que nos lleva a un predecible desenlace. Y mientras tanto, también tenemos a la agente especial Dinah Madani yendo a hacerle bullying a Russo dos veces al día, convencida de que la amnesia que presenta Billy es fingida.

El tema es que tenemos dos tramas: por un lado la de Frank y la chica que os comentaba, que llega a un punto de estupidez demasiado aplastante y llega a ser irritante; y por otra parte el hilo argumental de Billy Russo.

Mientras que Frank tiene que ingeniárselas para evitar que una trama de corrupción política ultrasórdida acabe con la vida de Amy (la adolescente), Russo se escapa del hospital y empieza a hacer de las suyas, por lo que ya os podéis esperar que será a Frank a quien le toque rematar la faena que no acabó en la primera temporada.

Obviamente, volveremos a ver a algunos personajes de la temporada anterior, como el agente de policía Brett Mahoney, el ex-marine y amigo de Frank Curtis Hoyle o la intrépida periodista Karen Page.

No obstante, no son los giros argumentales desconcertantes los que hace que cojee más esta 2ª temporada, son los “villanos“. Por un lado tenemos a John Pilgrim (personaje basado en El Menonita), un sicario ultra-católico que trabaja para la familia Schultz, responsable de todo el embrollo en el que andan metidos Frank y Amy. Pilgrim se plantea como un ex gangster de Nueva York que, hace tiempo, tomó la decisión de ser un hombre mejor a través de ser un siervo de Dios. El problema de este antagonista es que no le llegas a coger asco del todo porque sabes que los Schultz lo tiene pillado por las bolas y se ve forzado a volver a su antigua vida con tal de evitar un mal mayor para su familia. Vamos, que al final, resulta que no es tan mal, un poco cabroncete, pero malo lo que se dice malo, no.

Y el otro villano que adolece de falta de profundidad y desprovisto de toda capacidad para dar asco del todo es Billy Russo. Aparte de las gordísimas licencias que se han tomado con su origen, en esta temporada no la han podido cagar más. Para empezar, Billy Russo es el criminal que acaba apodándose Puzzle debido a que queda tremendamente desfigurado por una soberana paliza de Frank con cristales de por medio y todo, cosa que sí han respetado en la serie.

Pero claro, la monumental pifia de Russo en esta temporada es que una vez se quita los vendajes, apenas tiene unas cicatrices y poco más, por lo que no queda, para nada, todo lo desfigurado que él dice estar y que tanto trauma le causa.

Punisher War Zone (2008) vs The Punisher (2019)

Hasta en la película “Punisher War Zone” de 2008 tuvieron la gentileza de hacer a Puzzle clavado, con todo lo truño que era la peli.

Resumiendo, a Billy le falta convicción como malo. Hasta se le coge penilla al pobre, porque no se acuerda de casi nada y se queda traumatizado cuando ve a Frank por primera vez desde que se escapa del hospital, al que recuerda como a un hermano, y Frank lo quiere llenar de plomo.

Llegados a cierto punto, nos encontramos con que Frank va en dos frentes abiertos y empieza a verse algo saturado y ahí es cuando los guionistas y los productores tienen prisa por darle carpetazo a la temporada y aceleran todo. Sin embargo los capítulos que no ayudan a hacer avanzar la trama nos los hemos comido con patatas, pudiendo haberse ahorrado esos capítulos de parloteo y de ñoñerías y habiendo concentrado la acción en una temporada con 10 capítulos en vez de 13, porque al final lo que queremos ver en The Punisher son guantazos como algarrobos, tiros, explosiones y a Frank Castle repartiendo estopa totalmente desatado.

Y ahí es donde yo os digo que la serie tiene salvación: Jon Bernthal. El actor que encabeza el reparto de esta serie nos hace a un Frank Castle brutal. Es tosco, duro, estricto, frío y se come la cámara cada vez que lo enfocan. Le sobra carisma por todos lados y la versión que ofrece Bernthal es la más brutal y salvaje que yo recuerde.

Verlo en las escenas de acción repartiendo leña y recibiendo tortas mientras suelta gritos guturales de pura rabia que suenan como si se hubieran abierto las puertas del mismísimo infierno, es una auténtica maravilla. Así como esos gestos y movimientos nerviosos que tiene cuando está en una escena sin acción y que sugieren que está con ganas de hundirle el alma a un maldito ejército de maleantes.

La verdad es que es una pena que Netflix no se lo haya currado mejor para cerrar la serie de un personaje tan emblemático como es El Castigador y más aún con actores resultones en el reparto. Podrían haberlo hecho mucho mejor.

Puntuación: 6 (casi toda la puntuación es gracias a Bernthal)

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.