Home FrikismosPelículas OPINIÓN: Saga de Godzilla de Netflix

OPINIÓN: Saga de Godzilla de Netflix

Por Cedric Sierras

Hace algún tiempo, Netflix anunció que lanzaría una trilogía animada basada en el célebre lagarto gigante Godzilla. La verdad es que, al principio me entusiasmó la idea, pero llegado el estreno en la famosa plataforma de streaming se me pasó.

La trilogía se divide, como su propio nombre indica, en tres largometrajes:

  1. Godzilla: Planet of Monsters
  2. Godzilla: City on the Edge of Battle
  3. Godzilla: The Planet Eater

En esta trilogía, la idea es que lo que quedó de la humanidad lleva vagando por el espacio cosa de 20.000 años, ya que tuvieron que salir por patas debido a la devastación causada por Godzilla y otros monstruos.

Tras esos 20.000 años, un grupo de incautos e insensatos humanos con un nivel de estupidez comparable a la del tío que mete la cabeza en la boca de un cocodrilo, deciden volver a la Tierra a ver como está el patio.

Bajan con sus naves, sus trajes espaciales especiales, sus armas y su de todo y se encuentran con que Godzilla sigue ahí haciendo de las suyas. Obviamente, el buen lagarto los ataca dejándolos bastante mermados, pero aún así, los burdos humanos se las arreglan para tumbárselo.

Lo divertido es que cuando creen que ya pueden recuperar, aparece otro Godzilla, al cual liquidan también. Y aquí ya es cuando se les sube la mortadela a la cabeza y se les baja de golpe causándoles cagalera y urticaria, porque resulta que aparece el auténtico Godzilla, que es como que 20 veces más grande que los mindundis a los que han matado y, claro, contra ese poco o nada tienen que hacer, más que nada porque es ultrapoderoso y ellos se están quedando sin recursos y sin ideas.

Un despropósito con personajes irritantes y una animación apestosa

No os voy a desvelar mucho más de la trama, pero os lo resumiré diciendo que cada película es peor que la anterior, lo que da como resultado un mierdo de dimensiones colosales.

La trilogía es mala del cagarse, lenta, pesada, aburrida, llena de diálogos moralistas, reflexiones antropológicas absurdas, conversaciones teológicas ridículas y dilemas emocionales dignos de telenovela barata. Un maldito despropósito.

Aparte de eso, la animación es una cagarro. Godzilla parece un zurullo negro de 300 metros que se mueve a la velocidad de una tortuga y encima le faltan fotogramas a su animación. Una cutrez de padre y muy señor mío.

300 metros de truño animado. Gracias Netflix.

Tampoco me olvido de los muy irritantes personajes y sus continuos lloriqueos y pataletas, merecen la extinción, de verdad que te ponen de muy mal humor.

Y por último, la predecibilidad de toda la trama hace que se remate esta porquería que nunca tendría que haber salido a la luz.

Puntuación: -10 (0 por el bodrio que es y los -10 por las tres horas de mi vida que me debe Netflix).

You may also like

1 Comenta

OPINIÓN: The Predator - Futurismos enero 29, 2019 - 20:31

[…] Películas […]

Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.