Home InformáticaSoftware Guía Linux: ¿Qué distribución Linux elegir?

Guía Linux: ¿Qué distribución Linux elegir?

Por Jaume Bolo

¿A quién no se le ha jodido el pc alguna que otra vez? ¿Cuántos virus te has comido por andar por páginas que no debías o por descargar contenido de dudosa procedencia? ¿Cuántas veces se os ha petado el gran Windows? Muchísimas, ¿verdad Mike? Hoy en Futurismos os traemos la solución Open Source y gratis: Linux.

¿Por qué Linux?

Muchos son aquellos que querrían dar el paso para cambiarse a una distribución GNU Linux y no se atreven, unos por desconocimiento y otros por vagos, así que vamos a arrojar un poquito de luz sobre el tema para ver si alguno no animáis a probar alguna de estas distribuciones.

Voy a hablaros en su mayoría de las que he probado yo, que también son de las más conocidas, pero en Internet tenéis multitud de manuales, guías y una extensa comunidad que os ayudará en caso de buscar otra distribución, pues hay infinidad de ellas. Si eres músico, te dedicas al vídeo o la fotografía, si eres médico, físico o cualquier otra cosa, tienes una distribución hecha a tu medida, y si no, siempre te la puedes hacer tú.

Antes de entrar en materia vamos a ver las ventajas y desventajas de tener un Linux.

Ventajas:

  • Linux es un sistema Open Source, lo que quiere decir que es de código abierto, hay miles de personas trabajando en él a diario gratuitamente por amor al arte, lo que lo mantiene actualizado en todo momento, no como Windows.
  • Relacionado con el punto anterior, es un sistema Estable, Seguro y Rápido.
  • Nunca verás un pantallazo azul o que tu sistema se congele, pues su gestión interna de memoria evita que cualquier proceso afecte al kernel (núcleo).
  • Hay miles de programas para Linux diseñados por la comunidad y de manera gratuita que se pueden descargar desde internet, desde los repositorios o desde la tienda de tu distribución (al más puro estilo Android).
  • Infinidad de documentación libre.
  • Potente y simple, ¿tienes un ordenador de cuando nació Jesús? Tranquilo, con un Linux irá como un tiro.
  • Multitarea y Multiusuario.
  • Puedes hacer lo que te venga en gana con tu sistema.

Desventajas:

  • Nula compatibilidad con Windows, las aplicaciones (como juegos o programas) que funcionan en Windows no sirven en Linux, aún así, seguro que la comunidad ha hecho algo parecido para Linux (como es el caso de Photoshop y GIMP).
  • Linux no puede escribir en formato NTFS y Windows en formato EXT, por lo que no podrás aprovechar toda tu partición en ningún sistema en caso de tener una partición dual.
  • Algunas distribuciones Linux pueden dar problemas con el Hardware de tu máquina si las librerías para instalar este hardware son propietarias y no tienen versión Open Source, aunque esto es cada vez más raro y la comunidad trabaja incansablemente para mejorarlo (sinceramente yo salvo con una distribución que tuve problemas con la tarjeta de red, siempre me lo ha detectado todo al instalar perfectamente).

¿Qué?¿Te he convencido? Sí es así vamos a por el primer paso, elegir tu distribución. Para ello tenemos multitud de opciones que vienen de cuatro ramas principales, las distribuciones que vienen de Debian, las que vienen de Red Hat, las basadas en Slackware y las basadas en Arch. Las voy a dividir por dificultades en pos de haceros la vida un poco más fácil.

Quizá muchos no compartan mi opinión, porque cabe aclarar que esto es, ante todo, un artículo basado en mi experiencia personal y mi opinión, no pretende ser una guía definitiva, sino una pequeña ayuda para los usuarios que quieran iniciarse en el mundo del software libre basada en mi experiencia, que aunque no sea un LPIC con 50 años de experiencia os puedo asegurar que no es poca (Linux FanBoy detected).

DEBIAN

Para iniciarse las mejores distribuciones son las basadas en Debian (a mi parecer), aunque yo no cogería esta directamente, pues hay otras que son más user-friendly. En Debian tenemos más de 100 y más de 200 distribuciones distintas, sin embargo para esta guía yo he escogido dos de las grandes, una es… Sí, lo habéis adivinado, Ubuntu y la otra, aunque un poco más desconocida igual de buena, Linux Mint. Lo bueno es su gesto de paquetes APT, simple, rápido y eficaz, que si lo juntamos con la gran comunidad, tenemos un sistema operativo de gran calidad.

Ubuntu:

Siempre ha sido una de las favoritas por los usuarios, a su favor tiene su simplicidad y la variedad de distribuciones dentro de la misma, pues tienes Kubuntu (KDE), Ubuntu (UNITY), Xubuntu(XFCE para entornos con pocos recursos) y un largo etc. Suele detectar todo el hardware en la instalación y es prácticamente como un Windows en cuanto a simplicidad. Aquellos que no tengan ni idea y quieran empezar a trastear en este mundo, Ubuntu. Podéis descargar Ubuntu desde aquí.

Ubuntu con Unity

Mint:

Mint es igual que Windows. Tiene un diseño muy parecido aunque no tiene tanta variedad como Ubuntu (esto no es del todo así, pues en Linux puedes tocar tu sistema como a ti te dé la gana), así que para los amantes de este sistema quizá es una buena opción para empezar. Además si tu PC no tiene demasiados recursos mejor escoger Mint que Ubuntu, pues el escritorio por defecto con Ubuntu es Unity que consume bastantes recursos, sin embargo en Mint, tanto Cinnamon como Mate consumen menos recursos, lo que hará que tu PC vaya más rápido. Se puede descargar Mint desde aquí.

Linux Mint

Debian:

Pese a que no es complicada quizá es la más “difícil” de las tres, no porque sea difícil, sino más bien porque no se parece ni a Windows ni a Android (como las anteriores), así que quizá sea un poco más costoso al principio adaptarnos a su interfaz, pero más lejos de eso yo recomiendo Debian ante las dos anteriores, ¿por qué? Porque me encanta Debian, su estabilidad, su diseño simple, sin demasiadas parafernalias… Simplemente, me encanta. Os dejo el link para descargar desde aquí.

Debian con XFCE

 

RED HAT

Si queréis probar algo diferente a Debian tenemos a otro Gigante, RED HAT. Y pese a que RED HAT está pensado para grandes empresas (tienen hasta una distribución para satélite juas, juas), también tiene una gran comunidad fanática de este sistema y hay dos grandes distribuciones basadas en Red Hat, que os van a encantar, Fedora y CentOs.

Fedora:

Se parece mucho a Ubuntu en cuanto a interfaz, simple y efectivo, sin embargo todas las distribuciones Red Hat tienen paquetes RPM, con el gestor YUM que quizá os de algún problema a la hora de instalar ciertas aplicaciones. Usa GNOME como escritorio. Sinceramente yo nunca he tenido ningún problema con Fedora así que la aconsejo 100%, pero si que es verdad que algún amigo ha tenido problemas con YUM, nada que la documentación no pueda arreglar. Es bastante fácil de usar, así que no tengáis miedo. Enlace de descarga aquí.

Fedora

CentOs:

CentOs es otro de los grandes de Red Hat, con un escritorio tipo Debian (Gnome) su simplicidad y eficacia harán las delicias de los Geeks como yo. Lo prefiero a Fedora aunque también usa RPM y YUM como gestor de paquetes.  Os lo podéis descargar aquí.

CentOs

ARCH

Si eres un usuario un poco más avanzado sin duda alguna podrás disfrutar de ARCH. Pese a que tiene una distribución hecha para gente con muchas ganas y tiempo libre, también hay una distribución que le gusta mucho a los usuarios, Manjaro.

Arch:

Es una caña, te permite hacerte tu distribución como te venga en gana, eso sí, requieres de conocimientos y de tiempo, así que no la recomiendo para iniciarse, pero os la quería dejar, por curiosidad y porque me encanta.

Arch con Conky

Manjaro:

Manjaro está basada en Arch y sigue su misma filosofía, además es compatible con los repositorios de Arch y también utiliza PacMan como gestor de paquetes. Lo bueno es su interfaz que es muy llamativo y engancha y pese a estar basada en Arch no es muy complicada, aunque las demás os parecerán más fáciles es una opción a tener en cuenta.

Manjaro

 

SLACKWARE

No os recomendaría Slackware para empezar, a mi me dio muchos problemas al empezar (casi tantos como arch), sobretodo con las compatibilidades, y mientras que en ARCH buscaba eso, un reto para poner a prueba mis conocimientos y para armarme mi sistema como me daba a mi la gana cuando me instalé Slackware buscaba una distribución estable como Ubuntu y me dio algún que otro quebradero de cabeza, aún así, si os la queréis descargar aquí os dejo el enlace. Quizá fue mi mala experiencia, pero sin duda es una de las grandes y si tantos usuarios la usan, por algo será.

OpenSuse:

Me encanta Suse pese a que no me gustará nada SlackWare. Fue la primera distribución que probé con KDE y me enamoré de ella y de este tipo de escritorio (pese a que ahora ya no lo use nunca por temas de rendimiento), es bonita, fácil, intuitiva y muy configurable desde la instalación. Lo único que no me convenció del todo es el YUM su gestor de paquetes, aún así vale la pena probarla, ya os digo, a mi me enamoró. Os dejo aquí el enlace.

OpenSuse con KDE

Y aún podría seguir…

Como veis hay muchísimas distribuciones de Linux cada una con sus peculiaridades, sus ventajas y sus desventajas, aquí os he dado una pequeña opinión personal sobre cada una (tampoco os voy a hacer la Biblia sobre Linux, que no os quiero aburrir más), pero en internet tenéis todo lo que necesitéis sobre cada una de estas distros, os recomiendo que busquéis en Google sobre la que más os convenza y le deis una oportunidad. O también podéis probarlas todas, como he hecho yo, al fin y al cabo, son gratis, y yo sé como os gusta a todos lo gratis, incluido a mi.

Próximamente traeré algunas guías de Linux para ayudaros a que os iniciéis en este sistema, desde hacer una partición con un arranque dual (para que no perdáis ese Windows que os permite viciaros) hasta usar el sistema y algunas características avanzadas.

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.